Imagen post aprender los fonemas

Bingos para aprender los fonemas: Ventajas e ideas

Reconocer los sonidos iniciales y finales de las palabras, fraccionar en sílabas las palabras o reconocer rimas, son algunos de los hábitos vinculados a la conciencia fonológica; la habilidad necesaria para manipular y segmentar las unidades más pequeñas del habla (los fonemas).

Por tanto, esta es una habilidad imprescindible para que tu hijo aprenda a leer y escribir sin faltas de ortografía, que se basa en tres factores: rima, sílaba y fonema, siendo este último el más importante para el proceso de aprendizaje de la lectoescritura.

Si estos factores no se trabajan bien en el momento del proceso de la lectoescritura desde bien pequeños, es probable que el niño con el tiempo presente dificultades a la hora de escribir una frase o una palabra (invirtiendo el orden de las sílabas). Pero para evitarlo, puedes trabajarlo con ellos en casa de una forma divertida, mediante el juego.

Curiosamente uno de los juegos infantiles para aprender fonemas es el bingo. Veamos a continuación las ventajas de este tipo de juego y algunas ideas para fomentar su aprendizaje.

Ventajas del juego del bingo para aprender los fonemas

Estas son algunas de las ventajas principales de juegos como el bingo para aprender los fonemas:

  • El niño trabajará el abecedario.
  • Obtiene una conciencia silábica, habilidad que luego ejercitará para escribir y leer.
  • Asociación fonema-grafema.
  • Aprenderá vocabulario.
  • Aumentará su concentración.
  • Discriminación visual y auditiva (el niño aprende a distinguir las grafías).

Ideas de bingos educativos para niño

Es importante que tu pequeño entienda que las palabras están formadas por sonidos individuales llamados fonemas. Y por ello, hay una serie de actividades para que los niños se centren en estos sonidos individuales de las palabras. ¿Quieres saber cuáles son estas actividades?

Existen diferentes actividades y una muy efectiva es el bingo de sonidos y palabras, para trabajar la lectoescritura. Estas son algunas ideas:

Bingo de palabras para aprender los fonemas

Puedes crear o imprimir fichas de Internet, donde aparece la imagen y la palabra escrita. Por ejemplo, aparece el dibujo de una tortuga y debajo la palabra escrita.

Un niño va sacando de una bolsa llena de letras, de una en una, una letra y diciéndola en voz alta (si el niño es muy pequeño, deberá hacerlo el adulto). El resto de niños tiene su cartón, cada uno diferente, e irá colocando una ficha o algo simbólico en las letras que vayan saliendo. Quien complete primero la palabra, será el ganador.

Si quieres que tu hijo trabaje también la motricidad fina, puede utilizar plastilina para hacer formas y colocarlas en la letra que corresponda.

Te recomendamos que plastifiques las fichas para que le des más de un uso. También podrás utilizar rotuladores borrables para que tachen las letras que van saliendo.

Bingos temáticos (animales, primavera, colores, medios de transporte, etc.)

Dependiendo de la edad del niño, puedes utilizar bingos de una temática específica. Por ejemplo, si están empezando a conocer los sonidos de los animales, un bingo de animales será ideal para aprender los fonemas.

Del mimos modo que está la temática del mundo animal (que es la que suele gusta a los más pequeños), están otras temáticas como las estaciones, los medios de transporte o los colores.

Un bingo que suele gustarles mucho es en la que el cartón se compone de imágenes de animales. La persona que saca de la bolsa una imagen (un animal) no dice el nombre entero del animal, sino que puede ir jugando con las letras y decir solo la letra por la que empieza o por la que acaba ese animal.

Otra forma de jugar si los niños son muy pequeños es que el líder enseñe las fichas que va sacando de la bolsa (estas son imágenes). De esta forma los jugadores tendrán que identificarlas y tacharlas de su cartón si aparece en él.

¿Qué otros bingos conoces y te resultan educativos para estimular la lectoescritura de tus hijos?

No Comments

Post A Comment