Imagen post explicar las horas

¿Tu peque ya sabe leer la hora?

La realidad es que los más peques de la casa no entienden el concepto de tiempo. Viven el presente, no piensan en el futuro y tampoco son conscientes de haber vivido un pasado. Por esta razón, para los niños es difícil entender el concepto de las horas y del tiempo en general.

De hecho, no es hasta los seis años cuando el niño empieza a percibir el tiempo vivido, aprende a leer, a comprender las horas y a entender el paso de los meses en el calendario.

“En cinco minutos vamos a la bañera”, “en una hora salimos a la calle” o “más tarde vamos”, son expresiones que no terminan de asimilar. ¿Cuánto es más tarde o 5 minutos? ¿Cómo explicarles las horas o el concepto del tiempo a los más peques?

Cómo entienden el tiempo los niños según diferentes edades

Y cuando hay un cambio de hora la cosa se complica aún más. ¿Cómo le explicas a los más peques que la hora de cenar es la misma, aunque ahora haya más sol que durante el curso?

En primer lugar, es importante que le hagas saber que cada acción o actividad tiene su hora. Por ejemplo, al cole tienen que entrar a una hora y no se puede llegar tarde. O la hora de cenar es siempre a las ocho y media, aunque aún esté la luz del día.

El cambio de hora es algo que no podemos modificar y es algo que afecta tanto a mayores como a niños (con trastornos, insomnio, fatiga, cansancio…). A los más pequeños también les altera en sus rutinas porque no entienden aún el concepto del tiempo.

Entonces, ¿cómo explicarles las horas a los niños el concepto temporal? Antes de nada, debemos saber que, según las edades, el niño entenderá el tiempo de una forma u otra. Según Jean Piaget, padre de la psicología evolutiva y quien realizó diversos estudios sobre la infancia, hay tres etapas:

  • De 0 a 6 años: El niño construye el concepto del tiempo según las experiencias vividas; esto es, la hora de comer, de merendar y de cenar, de bañarse y de dormir. Cuanto más pequeño sean, menos percepción del tiempo tendrá, por lo no entenderá en qué orden va cada cosa. Con el tiempo irán entendiendo qué actividades irán antes o después, que pasó ayer o qué cosas hará mañana.
  • De 6 a 12 años: Con esta edad, los niños entienden el concepto de tiempo a través de la observación y se ayudan de instrumentos como el reloj para aprender a leer la hora (aunque cada niño tiene su ritmo). A partir de los 6 años empezarán a entender los conceptos de antes, después y las duraciones de tiempo.
  • De 12 a 16 años: En esta etapa ya pueden comprender el tiempo como un concepto abstracto y aplicarlo a la historia o las matemáticas.

Cómo explicar las horas o el concepto temporal a los niños

Ahora, después de ver esta clasificación, seguramente entiendas mejor por qué los más pequeños no comprenden expresiones como antes, después, mañana, ayer, dentro de un momento, en dos horas, etc.

Una forma de explicar las horas, o más bien el concepto del tiempo, es a través de los siguientes consejos y recomendaciones:

  • Cuando haya un cambio de hora, hay que explicarles a los niños el por qué hay un cambio de hora. Desde bien pequeños, los padres deben hablar en casa de lo importante que es el ahorro de energía en otoño y primavera si todos cooperamos para concienciarlos.
  • Para enseñarles cuanto tiempo deben por ejemplo estar cepillándose, podemos usar un reloj de arena. Se trata de una herramienta muy visual que mide tiempos cortos.
  • Usa cronómetros para advertirles de que la hora del juego o de ver la serie que les gusta, está acabando. Al iniciar el cronómetro, el niño sabe que le va quedando menos. Este instrumento se puede usar no solo para actividades de ocio, sino para actividades diarias (vestirse, desayunar, acabar el primer plato, etc.)
  • Cuando tu hijo pregunte qué hora es, es una señal de que empieza a tomar conciencia del tiempo, gracias al transcurso de su experiencia y de los eventos que haya vivido.
  • No te precipites y le des un reloj a tu hijo si este no está preparado aún. Hasta que no asimile los momentos claves del día (desayuno, comida, merienda, ir al cole, cena, dormir) y los ordene en el tiempo, el reloj no le servirá de mucha ayuda, ya que la noción de duración sigue siendo abstracta.
  • Enséñales la noción de antes y después. Cuando empiezas a realizar una actividad nueva con el peque, recuérdale lo que hicisteis antes, lo que haces ahora y lo que harás después.
  • No solo los relojes ayudan a visualizar el trascurso del tiempo. También hay una gran variedad de calendarios de mil tipos (con pegatinas o velcro) que ayuda a comprender el paso del tiempo.
  • Cuando el niño se sienta preparado, una forma de empezar a explicar las horas es con un reloj de dos agujas de diferentes colores. Y centrarte en las horas en punto y en las medias horas.

¿Qué otros trucos utilizas para explicarles el concepto del tiempo, de la duración y de las horas?

2 Comentarios
  • Laura
    Publicado a las 18:54h, 07 julio Responder

    No leía nada tan didáctico y bien explicado acerca de tiempo desde la época de Coco en el Barrio Sésamo. ¡¡Enhorabuena!! Y gracias por vuestro blog, es maravilloso.

    • Marta Pérez
      Publicado a las 21:18h, 07 julio Responder

      ¡Muchas gracias!

Post A Comment