Imagen post otoño con peques

11 Cosas que hacer este otoño

Poco a poco está llegando el otoño y, este año más que nunca, eso significa que llega una nueva etapa llena de cambios. Dependiendo de la edad de los peques estos cambios pueden entenderse de manera sencilla o no, por lo que es recomendable hacer diferentes actividades con ellos para que vayan entendiéndolo.

Además, esta vuelta al cole va a ser dura para todos. Si podemos pasar tiempo con nuestros peques y realizar nuevas actividades seguro que esta vuelta al cole la llevan mucho mejor. Por eso os hemos seleccionado 11 actividades para hacer en otoño con peques y ayudarles a entender los cambios entre estaciones.

11 Cosas que puedes hacer en otoño con peques

Es tiempo de ir preparando las botas de agua, el chubasquero y los jerséis. Pero, además de esperar a que llegue el frío, ¿qué más podemos hacer con la llegada del otoño?

1. Recoger hojas de los árboles

Esta actividad, más allá de lo simple que pueda parecer, da mucho juego. Os va a permitir hablar de los árboles de hoja caduca y perenne. De diferentes tipos de colores, texturas, etc. De los ciclos de la naturaleza. La lista de temas en torno a esta actividad es tan amplia como vuestra imaginación.

Además, si guardáis las hojas entre pesos para que se sequen y queden lisas luego las podréis utilizar en muchísimas manualidades. Por ejemplo, podréis utilizarlas como pinceles, o para hacer collages.

2. Crear ambientadores naturales

Las frutas y verduras propias del otoño tienen muchas propiedades fantásticas. Y pueden servir para crear ambientadores natualres que ayuden a que la casa respire ambiente otoñal. Podéis hacerlos con rodajas de naranjas y clavo, palos de canela, trozos de calabaza… Colgadlos por la casa a modo de decoración y disfrutad del olor que darán a todas las estancias durante unos días.

3. Visitar museos

Ahora que el buen tiempo va tocando a su fin ya no apetece tanto hacer actividades en la calle (aunque aún hay mucho que se puede hacer fuera). Es un buen momento para visitar museos – con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias – y conocer sus nuevas exposiciones.

4. Saltar en los charcos

Sí, parece que los mayores siempre les estamos diciendo a los peques que no lo hagan. Pero, ¡es muy divertido! Y es una experiencia que marca a los niños y niñas y forma parte de muchas infancias felices.

5. Pasear por el campo y hacer una búsqueda

El otoño con peques puede ser muy divertido, y es una estación en la que hay mucho que ver en la naturaleza. Si podéis ir un fin de semana al campo seguro que los peques disfrutan mucho buscando animales y plantas, observándoles y aprendiendo más sobre el entorno.

6. Visitar una granja o un huerto

Esta es una actividad que se puede realizar en cualquier momento del año. Pero es bonita en otoño, cuando los peques pueden ver el cambio en la alimentación. Aprenderán que las sandías dan paso a las calabazas, por ejemplo. Entenderán poco a poco cómo el clima y el paso del tiempo afecta a todo en nuestro día a día, incluída la alimentación.

7. Moldear figuras con arcilla

Seguro que en casa ya jugáis con plastilina o cualquier otro tipo de masa similar. La arcilla no se suele ver en muchas casas, pero es una experiencia totalmente nueva para los peques.

Se trata de una nueva textura, y una nueva masa que funciona de otra manera. Una tarde fría de otoño es perfecta para investigar, experimentar y jugar con arcilla.

8. Encender los hornos y fogones

En verano nos apetece menos cocinar a todos, pero según se va yendo el calor es más fácil volver a la cocina, ¿verdad? El otoño es fantástico para cocinar bizcochos, platos elaborados e incluso guisos.

Relacionar a los peques con la cocina es un paso muy importante para conseguir que coman bien y tengan una relación sana con la comida, ¡no perdáis esta oportunidad!

9. Diseñar una careta de león

Otra de las actividades más apetecibles en las tardes lluviosas son las manualidades. Y con todas las hojas secas que se pueden recoger en el parque podemos crear una maravillosa melena de león. Con unos cuantos materiales reciclados más (plato desechable de cartón, pinturas, trocitos de papel de colores…) podrás conseguir una careta fantástica para disfrazaros y jugar en casa.

10. Papiroflexia con papel reutilizado

Crear diferentes figuras con papiroflexia es divertido, y ayuda a que los peques estén estimulados, practiquen la motricidad fina y den rienda suelta a su imaginación.

11. Hacer rutas de senderismo

Disfrutar de los paisajes de la naturaleza en otoño con peques es una auténtica maravilla. Si tenéis rutas sencillas cerca de casa os animamos a disfrutar de este tipo de actividad. Es divertido, sano y al aire libre. ¡No dejéis pasar la portunidad!

No Comments

Post A Comment