¿Quién es BöH?

Todo el mundo sabe perfectamente que adentrándose en cualquier arboleda, a veces, puedes encontrarte con un BöH. Todo el mundo sabe que si tienes suerte además se puede ver en ocasiones una o varias casitas, estas aldeas se conocen comúnmente como Dehesas de los Sueños, todo el mundo lo sabe. Todo el mundo menor de cuatro años, claro.

Los BöH pueden parecer seres escurridizos, pues no se dejan ver con mucha facilidad y jamás por los adultos, pero nada más alejado de la realidad. Gustan de la presencia humana y de sus costumbres, siempre y cuando sean respetuosas con los demás y con el medio ambiente; es por eso que los BöH siempre se dejan ver a los humanos pequeños, les ayudan a crecer y les enseñan buenos hábitos durante el día. Y cada noche regresan a su casita entre árboles de la Dehesa de los Sueños.

Nadie sabe a ciencia cierta dónde están situadas estas pequeñas casitas. Una buena pista para encontrar una son los suelos y caminos empedrados. A los BöH también les gustan los lugares naturales, cerca de alguna charca o arrollo, pero soleados. Animales y plantas son siempre bienvenidos en sus pequeñas aldeas. Recientes estudios han demostrado que los BöH también se instalan en jardines y parques urbanos, siempre y cuando jueguen niñas y niños en éstas zonas verdes. ¿Habrá una Dehesa de los Sueños en el parque que hay cerca de tu casa?, ¿o quizá se sitúa al lado del río?

Los padres y madres de todo el mundo saben desde hace siglos de la existencia de los BöH, y aunque no pueden verlos, si necesitaran su ayuda en la crianza de los pequeños les envían una carta. Es habitual que el buzón de la Dehesa de los Sueños esté lleno de peticiones, pero siempre hay un BöH para cada criatura que necesite ayuda. Los padres y madres nunca saben a ciencia cierta si un BöH les está ayudando, pero notan su presencia cuando los peques van solos al baño, cuando comen toda la merienda, o cuando dejan de usar el chupete, por ejemplo. Por eso cualquier niño con un BöH cerca se sentirá más valiente que nunca y podrá superar cualquier reto.

Los BöH quieren acompañarte en la gran aventura de hacerte mayor. Si aún no ha llegado a tu día a día pronto lo hará. ¿Ya conoces al tuyo?

Cómo son los BöH

» Tamaño: Son tan pequeñitos que nunca superan los 15 centímetros, quizá se deba a que nunca alcanzan su fase adulta, como todo el mundo sabe.

» Color: Cada BöH tiene un color y una forma diferentes, y no se puede predecir hasta que rompen el cascarón. Los BöH nacen de un huevo mágico que aparece en el nido de algún ave que ésta incuba con mucho cariño; gallinas (en entornos urbanos) o perdices (en entornos silvestres).

» Dieta: Comen casi de todo, mucha fruta y verdura, pescado y carne, pero sin ninguna duda lo que más les gusta son los frutos del bosque. Se vuelven locos por las fresas, las moras o los arándanos. Todo el mundo sabe que los bizcochos de moras o arándanos son su debilidad.

» Sueño: A los BöH les encanta dormir. Esto se debe a que son seres muy activos cuando están despiertos; por eso disfrutan especialmente una buena siesta después de comer o cuando hace calor.

» Hábitos: Son seres sociales, se caracterizan por ser muy limpios, cuidan su entorno y ayudan a que la vida de las niñas o niños sea ordenada y saludable. También lo hacen en la naturaleza, ayudan a crecer a las plantas y siempre, siempre reciclan y reutilizan todo tipo de enseres o artilugios que algunos humanos dejan tirados u olvidados en el suelo.

Nacimiento de BöH