10 Tips para animar a tu peque a hablar

Los niños empiezan a decir sus primeras palabras entre el final del primer año y los 24 meses. Sin embargo, cada caso es diferente. Cada uno tiene su propio ritmo para desarrollar el lenguaje oral. Por ello, es importante no agobiarle y que aprenda sin sentirse presionado.

Cuando empiezan a decir palabras sueltas en su primer año, su vocabulario irá poco a poco ampliándose con frases sencillas. Durante este proceso de adquisición del lenguaje los padres tienen un rol importante, ya que pueden fomentar la estimulación del lenguaje oral de su bebé para acelerar el proceso de aprendizaje del habla.

¿Quieres saber cómo? Te dejamos algunas recomendaciones.

Consejos para potenciar la estimulación del lenguaje oral a tu peque

Ten en cuenta estos tips para ayudar a tu hijo en su aprendizaje:

1. No te adelantes cuando el niño intenta decirte algo

Si el peque señala algo que está en la habitación, déjale tiempo para que pueda llamarlo por su nombre y no vayas corriendo a dárselo.

2. Lee libros y haz ejercicios

El objetivo de leer un libro y compartirlo con tu pequeño no es que entiendan el mensaje, pero sí ayudará a la comprensión temprana a la hora de articular palabras. Por lo que si ayudará a la estimulación del lenguaje oral.

Algunos ejercicios que puedes hacer con libros:

  • Señala una imagen y di qué es en voz alta para que adquieran vocabulario.
  • Cuando empiecen a decir palabras sueltas, señala la imagen y deja que ellos digan la palabra.
  • Describe una imagen del cuento. Parte de una imagen sencilla para explicar las características del personaje u objeto que aparezca.
  • Utiliza libros de animales y enséñales las onomatopeyas. Enséñales el nombre del animal y el sonido que hacen. Los bebés suelen empezar a expresar la onomatopeya y al cabo del tiempo a llamar a cada animal por su nombre.

3. Utiliza frases sencillas cuando le hables

Intenta usar frases cortas y con un vocabulario sencillo cuando te diriges a tu bebé. Aunque cuando hablemos con otras personas y el bebé esté delante, es recomendable que uses el lenguaje habitual.

4. Respeta sus silencios

Si alguien se acerca a tu hijo y le pregunta algo, no respondas por él o ella. Respeta su silencio y deja unos segundos a ver si expresa algo. Es fundamental esto para que el niño aprenda los turnos de palabra y que no se sienta presionado.

5. No le corrijas de forma directa

Otra forma de potenciar la estimulación del lenguaje oral de tu hijo o hija es dejar que cada uno aprenda sus propias palabras. No debemos intentar que repitan las palabras tal y como nosotros las decimos.

Por ejemplo, si el peque dice “miau” para expresar gato, debemos responderle “sí, es un gato”.

6. Responde a sus palabras sueltas

Si ya empieza a decir palabras sueltas, puedes añadir algunas más y hacer énfasis en alguna palabra. Por ejemplo, el niño puede decir “mamá” y luego el padre o la madre puede añadir “qué guapa es mamá”.

7. Repite sus palabras

Elige un objeto y repite varias veces en alto el nombre por el que tu bebé lo llama, aunque lo pronuncie mal. Así empezará a relacionar ese término con el objeto y lo asimilará. Con el tiempo lo pronunciará bien.

8. Canta canciones infantiles

Esta es una forma efectiva y práctica de aprender nuevas palabras. Con este recurso los niños aprenden términos relacionados con la rutina, los colores, los días de la semana o los meses.

Además, el ritmo y los estribillos ayuda al bebé a repetir las palabras. Incluso a veces les resulta más fácil cantar que hablar directamente.

9. Juega

Hay muchos juegos que fomentan la estimulación del lenguaje oral en los bebés. Podemos mencionar algunos como:

  • El escondite de objetos. Cuando vayas a buscar el objeto escondido con tu hijo, repite muchas veces el nombre del objeto hasta que lo encontréis.
  • Veo veo, adaptado a bebés que no saben aún hablar. En lugar de jugar al Veo veo tradicional, y de decir por qué letra empieza una palabra, podemos dar pistas de cómo es un objeto para que el niño lo adivine.
  • Hacer gestos. Poneros delante de un espejo y empieza a expresar diferentes emociones con la cara. Empieza a nombrar cada gesto (cara de enfado, cara feliz y cara triste) y dile al peque que lo repita.

10. No le respondas de forma infantil

Es importante que, a la hora de corregirle un error, no te dirijas a él de forma infantil. Enséñale cómo se dice correctamente una palabra para que aprenda.

¿Te han parecido útiles estos consejos para estimular el lenguaje oral a tus pequeños? ¿Qué errores crees que estás cometiendo?

1 Comment
  • Laura
    Publicado a las 18:58h, 07 julio Responder

    Qué maravilla de consejos.

Post A Comment